Conoce como conseguir Sandias más grandes

Es una de las frutas que más se consumen durante la época de calor. Y esto se debe a lo refrescante que es. Pero también cuenta con muchos nutrientes que ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo. También ayuda a mejorar la visión y hasta reducir la grasa del cuerpo. Con estos beneficios seguramente concordarás en que es una planta que vale la pena cultivar.

Además, gracias a que es una planta rastrera, puede sembrarse en macetas para luego trasplantarse. ¿Qué debes hacer para cosechar sandias grandes? Te invitamos a descubrirlo en este artículo.

Técnicas para conseguir Sandias más grandes.

Para empezar debes saber que esta planta es de las que menos exige de parte de ti como sembrador. Con apenas unos sencillos pasos podrás hacer crecer una planta sana y fuerte, lo que a su vez garantizará una sandía grande y sabrosa. Hablemos de los puntos más importantes que debes tomar en cuenta.

Temperatura ideal para crecimiento de Sandias grandes.

Se trata de una fruta que es consumida especialmente durante el verano, esto ya nos da una idea de las temperaturas que deben existir para su cultivo. Las temperaturas ideales para sembrarla están entre los 23 y los 28 grados. Al igual que otras plantas similares, es capaz de soportar temperaturas muy bajas y aun así seguir creciendo o produciendo fruto, pero la realidad es que esto solo afecta el producto final. Por ejemplo, si esta planta se mantiene en temperaturas muy bajas durante mucho tiempo, el fruto podría ser muy pequeño o de mal sabor.

Tomando en cuenta este importante detalle, lo mejor es aprovechar los meses de verano para su siembra, en especial los que vienen justo después de la época de lluvias. Esto permitirá que durante su crecimiento y etapa de floración pueda recibir el calor necesario a través del sol.

Abono ideal para el crecimiento de Sandias grandes

La sandia requiere de algunos elementos para su crecimiento óptimo. La mayoría de ellos se encuentra en el mismo suelo, pero para estar seguro, lo mejor es que prepares el terreno para su siembra. Ya sea en la maceta o en el huerto, puedes preparar el terreno con estiércol de gallina o conejo para brindar el nitrógeno requerido. También, a fin de proporcionar el potasio debes preparar un té de banana y mezclarlo con la tierra.

En el caso del fosforo, lo puedes obtener de la ceniza de madera. Se recomienda mezclarla con agua para luego agregarla a la tierra donde se hará la siembra. De esa manera, el terreno de la maceta o del huerto estará bien preparado para aportar todo lo que la planta necesita.

 

Te puede interesar leer: ¿Cómo y qué sembrar en un huerto de cajones?

Riego ideal para el crecimiento de Sandias grandes

No debes pasar nunca por alto el riego en el caso de las plantas de sandía. Es imprescindible que reciban agua suficiente ya que el fruto, la sandía, está compuesto en su gran mayoría por agua. Claro, esto no quiere decir que debas inundar la maceta o el huerto, solo debes estar atento para que la planta se mantenga bien hidratada.

Si luego de regarlas notas que se secan muy rápido, debes regarlas nuevamente. El riego debe hacerse de manera lenta y puedes valerte de un sistema de riego para ello. El riego debe aumentarse luego de que la planta florezca. Así se asegura que el fruto tenga el sabor y la calidad que tanto buscas.

Un punto a tomar en cuenta es que, aunque la planta puede crecer y extenderse por un largo espacio, solo necesitas regar la porción del tallo y la raíz. Por supuesto, si notas que las ramas o las hojas están resecas, lo mejor es regarlas en su totalidad.

Polinización para el crecimiento de Sandias grandes

La planta de sandía cuenta con una parte masculina donde se produce el polen y otra femenina, la que recibe el polen y produce el fruto. No pueden polinizarse por sí mismas, por eso, es necesario que cuenten con factores externos como el viento, algunos animales o la mano del hombre.

Veamos en primer lugar como se puede llevar a cabo la polinización a través de las abejas. Claro, este método se usa sobre todo cuando se trata de siembras muy grandes, pero si cuentas con abejas, no hay problema en usarlas aunque se trate de un huerto pequeño. Solo basta con permitir la entrada de las abejas al huerto y dejar que ellas se encarguen del trabajo: tomar el polen de la flor y llevarlo hasta otra para lograr la fecundación. Todo este proceso también puede ser realizado por las mariposas.

Ahora comentaremos como puedes realizar la polinización las plantas de sandía de manera manual. Para ello, lo primero que debes hacer es identificar cual es la parte masculina y cual la femenina en la planta. Puedes identificarlas con facilidad pues las flores masculinas son las más pequeñas. Una vez hecho esto es momento de pasar a la acción:

Obtén el polen de la planta cortando la parte masculina.

Ponla en contacto con la parte femenina d la flor, conocida como estigma. Debes hacerlo suavemente pero asegurándote que el polen se trasfiera.

Debes repetir el paso anterior con todas las flores femeninas y todas las plantas.

La polinización manual contribuye en gran manera a la producción de más y mejores sandias. Pero esto solo es posible si, al momento de realizar la polinización, se hace un buen trabajo. Luego, solo basta con dejar que la planta cumpla con el resto del proceso para hacer crecer el fruto.

Recomendaciones finales para cosechar Sandias más grandes

La distancia que se recomienda al momento de sembrar las sandias es de 1 metro y medio tanto en las filas como en las columnas. Esto para evitar que se entorpezcan unas a otras. Además, son muy susceptibles a enfermedades por lo que debes estar muy atento para cuidarlas.

Otra sugerencia muy buena es mantener lo más limpio posible de mala hierba el terreno, pues pueden afectar las plantas, sobre todo durante la etapa de crecimiento. Y si llegan a salir después de haber limpiado y sembrado, has de tener cuidado para no lastimar las plantas y mucho menos el fruto.

El proceso desde la siembra hasta que sale la plantita es de 10 días, y para la cosecha toma entre 3 y 5 meses. Luego de realizar todos los pasos que hemos comentado, proporcionando así las condiciones ideales en tu huerto, seguramente disfrutarás de una excelente sandia.

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *